La 8ª edición del festival eme3 se celebrará en Barcelona del 27 de junio al 30 de junio en el Fabra i Coats, manteniéndose abierta la exposición junto a un programa de actividades hasta el 30 de julio.

El recinto del Fabra i Coats ofrece varias naves y espacios exteriores, de los cuales muchos están actualmente en desuso debido al contexto coyuntural. Nos parece pertinente apoyar la activación de este espacio único en Barcelona, a través de la dinamización de tres espacios : una nave en desuso acogerá la parte expositiva de la share-it, el patio exterior (eme3_plaza) será el lugar del build-it, y una parte de la nave central hospedará la parte dinámica del share-it (debates, talks, etc). Así, conseguimos que por un lado el contenedor se posicione como un ejemplo coherente con la línea discursiva de eme3 y que por otro lado aportemos al barrio un espacio de cultura y ocio para disfrutar de un verano en familia y entre amigos en la ciudad.

Eme3 se viene definiendo como “festival internacional de arquitectura”, aunque no estamos del todo conforme con esta definición, que puede a priori limitar eme3.

Festival porque son unos días de encuentro e intercambio – con algunos momentos festivos – pero más que nada es el resultado y la presentación de reflexiones e intercambios que relacionan temáticas sociales y culturales revelantes en un momento de cambio de la sociedad y de un paradigma.

Arquitectura, aunque podríamos nombrarlo más bien como “practica espacial” ya que vienen muchos arquitectos a presentar no-arquitecturas, y muchos otros que no son arquitectos a alimentar y a compartir la temática propuesta con visiones muy diversas.

La palabra que más nos une es Internacional, ya que nos parece esencial abrir el abanico a propuestas provenientes de los contextos más variados: desde aldeas hasta megalópolis, desde países en desarrollos hasta países que aparentemente “carecen” de problemas, desde contextos de crisis económica, política, demográfica, climática, social, cultural, etc. En cualquiera de estos escenarios, las similitudes en las estrategias para responder a tales problemáticas nos puede sorprender, y la variedad de puntos de vista nos puede enriquecer.

En relación al contenido, no nos referimos a renders, planos, estructuras, cálculos, planeamiento urbanístico, planning de obra o ni siquiera del reflejo de la luz sobre la fachada de un edificio.
Lo que nos interesa son los seres humanos, las relaciones que desarrollan con su entorno, sus actividades profesionales y personales, sus necesidades, sus emociones…

Entonces porque definirnos como un “festival internacional de arquitectura”? porque no encontramos mejor definición para la línea de pensamiento que venimos desarrollando desde los inicios.
Eme3 ha estado abarcando temas relacionados con la participación ciudadana, la autogestión, la economía colaborativa, los procesos bottom-up, el aprovechamiento de solares o edificios en desuso, DIY (do it yourself), sistemas open-source, etc.
En estas situaciones el profesional toma un papel de mediador para conseguir llevar a cabo proyectos presentes en el pensamiento colectivo a los que les falta un catalizador para poder concretizarlos.

Cuando vemos -desde España- el estado del llamado sistema capitalista, cuando pensamos en las teorías de Paul Elrich sobre la probable caída de nuestra civilización (de la misma manera que cayeron otras civilizaciones) tenemos la esperanza de que la sociedad de el paso necesario para el cambio de paradigma.
En eme3, vemos desde hace años, iniciativas aisladas que nos ayudan a demostrar que otros modelos son posibles.
Este año, tenemos la sensación de una creciente expansión de estos temas, que vemos manifestarse a través del interés de la prensa y de la multitud de exposiciones y encuentros que se están realizando.
Podríamos citar como ejemplos la explosión del crowfunding que dan respuestas a través de la autogestión de un colectivo que se une para mejorar su entorno de vida o también como una salida profesional viable para una profesión en peligro. Otro ejemplo es el interés creciente por los procesos participativos, tanto desde la clase política como desde el sector privado.

Tenemos la sensación de estar a un solo paso.
El paso de las utopías a la realidad, lo que llamamos TOPIAS.

Esta edición pretendemos analizar los siguientes ámbitos :
- Nuevos usos del espacio público : entendidos desde la autogestión, el empoderamiento y los procesos colaborativos.
- La vivienda en situaciones de crisis (política, económica, climática, demográfica) : respuestas a los desahucios, al re-agrupamiento familiar en países desarrollados, análisis de las formas temporales de uso de espacios en desuso, soluciones para vivienda de emergencia
- El espacio de trabajo en evolución : el co-working como nuevo modelo de espacio y nuevas metodologías de trabajo y colaboración

La generalización de esas prácticas pasa por diferentes medios:
- Establecer un marco legal reconocido : analizando los nuevos sistemas de financiación colaborativa, de intercambios y dando por ejemplo valor al concepto de generar bienestar en la sociedad, etc
- Introducir nuevos conceptos en el sistema educativo
- Comunicar y concienciar al público a través de los medios de información, de las redes sociales
- Creación de espacios abiertos y accesibles a todos. No solo en las grandes ciudades, sino también en ciudades más pequeñas, con poblaciones aisladas y/o con menos recursos.
- Transmitir una visión empática y de confianza, que permita observar, recibir y proyectar de una manera más abierta y sensible.

Analizando, debatiendo, probando, equivocándonos y compartiendo lograremos que la inteligencia colectiva demuestre que las utopías pueden volverse realidades.

Si somos capaces de transmitir esta idea a alguien que no es del ámbito, a través de las propuestas presentadas en el festival, de alguna manera estamos cumpliendo con el objetivo de Eme3.