No es casualidad que la empresa de Fabra i Coats importará a Barcelona su modelo de gestión de los tiempos y los cuerpos. La compañía fruto de la unión de la Sociedad Anónima Sucesora de Fabra y Portabella y el grupo británico J&P Coats Ltd, no solo fue la primera inversión extranjera en la ciudad de Barcelona, sino que introdujo nuevas políticas de representación de los tiempos y los espacios. La compañía desarrolló la inserción de los tiempos reproductivos como forma de mejorar la productividad, algo que ya se había desarrollado en la Inglaterra del siglo XIX. Entendemos por tiempos reproductivos los dedicados a los cuidados y atenciones necesarias para las personas y su convivencia: la alimentación, cuidados físicos y sanitarios, educación, formación y relaciones sociales con especial énfasis en los espacios donde se desarrolla. Esta relación de tiempos y espacios se desvelan a través de lo que no es el trabajo productivo, dirigido a la obtención de bienes y servicios a través de los salarios. Los tiempos reproductivos no están reconocidos económicamente y quizás también socialmente. Aparecen así nuevos espacios en fabra i coats para la productividad desde lo reproductivo ampliando el dispositivo de la fábrica a los espacios deportivos asociados, el campo de futbol y el Club sportiú CD Fabra i Coats. También lo fueron las guarderías, los comedores y otros lugares complementarios a la actividad de la compañía basada en la fabricación de telas e hilos.

Esta asociación de la compañía a los tiempos reproductivos ha permitido hoy la aparición de la asociación de amigos de Fabra i Coats, la asociación de ex trabajadores de la compañía con más de 40 años en ella. La fábrica que cerró en el año 1970 ha continuado con esta asociación que desarrolla actualmente otras actividades ligadas a las aficiones, comunes, que ocupan los espacios de la fábrica con otras actividades reproductivas: encuentros de 600 y “biscuteradas”, la celebración de los carnavales, los cursos de ganchillo y medio punto, los intercambios de colecciones de chapas de cava, y el relanzamiento del Club Deportivo Fabra i Coats.

La fábrica ha ligado las vidas de sus trabajadores durante el tiempo más allá de su trabajo productivo. Tratamos de desentrañar los vínculos de los mayores a los espacios reproductivos de la fábrica e indagar nuevas posibilidades de uso en los espacios ligados a las necesidades actuales de los ex trabajadores que siguen siendo parte de la memoria y un recurso para activar los espacios libres de la fábrica y su imbricación en el barrio de St. Andreu. Las Topias están aquí, entre nosotros y podemos hacer el trabajo de desvelarlas, trabajarlas, desarrollarlas y visibilizarlas. El conocimiento situado de los ex trabajadores es motor de arranque para la propuesta. Cartografiar las experiencias vividas en esos tiempos reproductivos, su asociación a los espacios invisibles de la fábrica y su entorno, y los recursos que emanan de esa relación es propósito del proyecto que repara en lo no-atendido lo suficiente y es una realidad oculta con la que trabajar para crear “otra” nueva realidades: una nueva topia.


BIO
Vivero de Iniciativas Ciudadanas VIC
viveroiniciativasciudadanas.net

[VIC] Vivero de Iniciativas Ciudadanas es una plataforma abierta, colaborativa y orientada a promover, difundir, analizar y apoyar iniciativas y procesos críticos con ánimo propositivo de la ciudadanía, con especial incidencia en la transferencias al territorio, la ciudad y el espacio público. La finalidad del Vivero de Iniciativas Ciudadanas es generar vínculos actualizados en la sociedad, escuchando, estudiando y proponiendo rutas sobre situaciones concretas, que permiten reunir teoría y práctica.
Observamos y cartografiamos iniciativas ciudadanas que suponen “otra forma de hacer las cosas”, incorporando nuevos conceptos, agentes e iniciativas en innovación social y estudiando su aplicabilidad a proyectos y propuestas (estudios de caso) en el ámbito de la arquitectura y lo urbano.
Proponemos proyectos y estrategias o “modos de hacer” que sirvan de puente entre los diversos agentes que formamos hoy la sociedad red que estamos construyendo.
Compartimos el conocimiento colectivo en diversos talleres, encuentros y foros abiertos generando vínculos actualizados en la sociedad, escuchando, estudiando y proponiendo rutas sobre situaciones concretas, que permiten reunir teoría y práctica.
[VIC] implantó una oficina en el Barrio de Legazpi (Madrid) en 2008, dentro del programa Alterpolis de Intermediae-Matadero, transformándose en plataforma digital y participativa desde entonces.